Etiquetas

…si el hombre que todas las mañanas se asoma a la ventana de arriba de la escuela me verá. Por el humo que de vez en cuando sale de la parte superior de su cabeza su pongo que sale a fumar, es decir, que sus pensamientos no arden. Y supongo, que este será un momento del día de esos que se aprecian. que se buscan, y que cuando no pueden ser le destrozan a uno el día. Mi miopía no me permite ver su cara. Vale, para ver su cara desde esta distancia tendría que tener supervisión. Que no tengo. Me gusta pensar que cuando ve encenderse las luces de mi casa se siente un poco menos solo.

La poeta de hoy es Eunice Odio. Es una poeta de Costa RIca nacida en 1919. Si, el apellido es cabrón. NO tiene una obra muy extensa pero si reconocida. Fue una poeta (si, está muerta) bastante surrealista.

Poema cuarto (Canción del Esposo a su Amada)

Asomada a mi pecho
tatuada en él como la edad
y el daño.
Como una suave grey de colinas
cuyo rumbo retorna con el alba,
Habla mi amada
con su amor que tiene
apenas pecho diurno y voz descalza.
A mi sombra
se bordearon de pulpa su caderas.
Por mí arrea con sus pechos
el ganado del alba,
Y la tarde a su paso se quebranta,
como de junco herido
y laurel entornado.
Párpados transitados
de nieve y mediodía,
Pozo donde mi boca
desmedida resbala
como torrente de paloma
y sal humedecida.
Sobre los muslos te pusieron
racimos de ira y vocación de besos.
Yo haré que de tus muslos
bajen manojos de agua,
y entrecortada espuma,
y rebaños secretos.
Ven,
Amada.
Los árboles
todos tienen tu cándida estatura,
y tu párpado caído,
y tu gesto mojado,
Edificio de alondras
habitado de climas
donde legisla el sol
sobre viñedos de oro.
A tu sombra
me encontrarán los pájaros salvajes.
Tu voz de aire caído
entre cuatro azucenas,
desfilará en mi oído
como acude la tarde.
Ven,
te probaré con alegría,
tú soñaras conmigo
esta noche.

https://clousc.com/player.php?ver=32

Anuncios