Etiquetas

…una botella de agua a medias, un pequeño libro, un bolígrafo, una vela medio consumida, y el mando de la televisión. A falta de lienzo mi mente trata de recordar este momento, que ya ha pasado.

 

La poeta de hoy se llama Didier de Lungman. Es una poeta argentina nacida en la ciudad de Sta Fe. Poco más puedo decir. Que me ha gustado la segunda frase… “las cosas están a favor de las cosas”.
¡Ah, las cosas!
las cosas…
Hay los que están a favor
de las cosas
los que lloran por las cosas
los que se atropellan en las cosas
los que viven pendientes de las cosas
los que no pueden moverse sin las cosas
los que piensan desde las cosas.
Los que se arrodillan ante las cosas
y rezan
lejos de toda ley que no sea la mansedumbre
grave
de las cosas.
Los que exigen las cosas
los que no saben qué es existir
sobre las cosas,
que se atragantarían con un remolino
de sangre
-maloliente y roja-
en hedores corruptos del día
y de la noche,
para obtener las cosas.
Y están también los que envidian
-peinando coqueteos-
el ser de las cosas.
Esos son los pasajeros de un dios que aúlla
porque no posee,
amante,
el sitio callado
de las cosas.
Anuncios