…y quien es capaz de aguantarlo, quien espire profundamente podrá oler el mar. Y es que en esta ciudad el mar disimula, trata de pasar inadvertido, pero a veces siente que su ego explota,y entonces, en esta ciudad huele mar. y a frío.

El poeta de hoy es Harkaitz Cano. Un escritor vasco nacido en los 70, con un par de premios Euskadi en su haber, y otros tantos premios. Ha hecho de todo en literatura: poesía, narraciones, novelas… suele escribir en euskera, pero hay un poemario publicado en castellano titulado COMPRO ORO, y de ahí este poema, un tanto… no sé, desgarrador.

LA SOLEDAD ERA ESO

Es duro pescar en el siglo veintiuno.
La soledad,
a miles de kilómetros de tu casa:
nada lúgubre, nada crepuscular.
Un supermercado inmenso y luminoso,
treinta marcas diferentes de salmón ahumado;
todas son la misma, sin embargo.
Una anciana polaca te pregunta algo,
parece que lleve años aquí perdida,
intentando dar con un frasco de canela
o con el hilo de Ariadna.
Indefenso, sientes solo la punta de lanza
de aquel pescador neandertal:
es lo poco que nos nos hemos cargado del instinto.
Treinta marcas diferentes de salmón ahumado,
y bajo la etiqueta de una de ellas
está la fecha de tu muerte.

Recurres al grito, pero la garganta no responde.
El pescador ancestral te abandona.
Treinta marcas diferentes de salmón ahumado frente a ti,
y tú
que te creías tan valiente.

Ahora ve, y elige una.
Anuncios