Etiquetas

…no lo entiendo cuando no hay chocolate. ¿Será el espíritu del chocolate rondándome? Sigo desayunando ajena a ese olor que va y viene. Y miro a mi alrededor, incluso me levanto para comprobar que no hay nadie en mi cocina haciendo chocolate. Y vuelvo a mirar alrededor… a lo mejor es al interior donde debería mirar.

 

El poeta Karmelo C. Iribarren tiene poemas estupendos. Poemarios magnificos. Es verdad que hay poemas duros, desconcertantes, desasosegantes. Pero siempre es un placer leerle.
A MODO DE CONSUELO

Las ruinas de lo que pudo ser,
a eso se reduce tu obra.

Acaso
-te dices-
la única forma de vencer
al tiempo:
       no dejarle materia
en qué enseñarse,

que se encuentre ya
con el trabajo hecho.
Anuncios