Etiquetas

…dice muchas cosas. Ofrece información a raudales. Y sinceramente, nada me importa. Ni Hollande, ni la última de Trump, ni el baile del delfín, ni siquiera el último gol de algún hombre hábil con el balón. Y ahí tengo la ventana abierta, esperando una señal, aunque sea extraterrestre, algo que enciendo, solo por un momento, algo de interés en mí.

La poeta de hoy se llama Maruja Vieira. Es una poeta colombiana nacida en 1922 en Manizales. Poeta, periodista… es miembro de la Academia Colombiana de la lengua, y fue secretaria del Pen Club. Fue profesora universitaria, ha recibido cantidad de premios por su trabajo literario y por su trabajo en docencia. Conoció A Neruda, trabajó en la radio, se caso en 1959 y en 1960 se murió su esposo (lo digo porque el dolor producido fue el detonante de muchos poemas, y tal vez de este que vais a leer).

Todavía
la frágil quemadura de una lágrima
borra la luz del árbol.
Todavía
cerca del corazón se detiene la vida
cuando te nombra alguien.
Todavía
rueda el mundo al vacío
desprendido y errante.
Todavía
no encuentro las palabras
para decir la ausencia de tus manos.
todavía
te amo.
Anuncios