Etiquetas

…nada. No ondean banderas ni sábanas blancas. Nada. Siento el calor debajo de la piel, y en las plantas de los pies. Me pregunto si este bochorno acabará en un estallido lluvioso, y acabo sola, a medianoche, en la terraza, bailando desnuda alrededor de una silla invocando al Dios de la lluvia para que muestre algo de compasión.

 

La poeta de hoy se llama Rosa Díaz. No, no es la política, sino una escritora española nacida en Sevilla en 1946. Ha recibido varios premios,y a pesar de que tiene mucha poesía ha escrito mucha literatura infantil y juvenil y algún que otro ensayo.

El arroz con gambas, de Rosa Díaz

Ese olor que ahora mismo
entra por la ventana,
exactamente era el olor que había
en la antecocina de la casa
los días que la abuela
guisaba arroz con gambas.
No sé si era el laurel,
o el azafrán en rama,
o el sofrito amoroso
que sin prisa majaba
en el mortero. No sé
pero es una punzada
este olor, un paraíso
perdido que me habla
como habla el membrillo,
la canela, y en el mes
de los muertos, las castañas.

(De Cuarto de los humildes, 1993)

Anuncios