A veces…

Etiquetas

…miro por la ventana mientras me tomo un café y pienso, pues esto es todo, y siento un abismo abrirse en mi interior, una angustia finita. Tan grande, que prefiero respirar y pensar en algo absurdo ó frívolo. Lo que sea que no me recuerde agujeros negros.

El poeta de hoy se llama Samuel Vasquez. Es un escritor colombiano nacido en Medellín en 1949. Pintor, critico de arte, escritor, músico, profesor universitario… ha hecho mucho trabajo en el mundo del teatro, como dramaturgo y director en muchas ocasiones, y esto le ha dado algún premio que otro.

LOS LUGARES NO REGRESAN.
Aunque volvamos al día
siguiente
este sitio ya no es el mismo.
Los lugares son
huellas.
Son ellos los que nos visitan y dejan sus pies
indelebles es nosotros,
trazando un sendero en la
memoria.
Los lugares nunca más regresan.
Somos
nosotros quienes cargamos su polvo de oro
en nuestros hombros.

Anuncios

El naranjo ha sido atacado…

Etiquetas

….cambio/ hemos agotado todas las existencias de jabón potásico/ Cambio/ Necesitamos algo más fuerte/ Cambio/ Mientras llegan los refuerzos resistimos, que ya lo decía La Pasionaria/ Cambio/ Resistir es Vencer.

El poeta de hoy es Antonio Machado. Un escritor español nacido en Sevilla en 1875 y muerto en el exilio de la Guerra del 36. Su infancia siempre será un patio de Sevilla y de un huerto claro donde maduraba un limonero. Él es uno de los más grandes poetas españoles.

A UN NARANJO Y A UN LIMONERO

Naranjo en maceta, ¡qué triste es tu suerte!
Medrosas tiritan tus hojas menguadas.
Naranjo en la corte, ¡qué pena da verte
con tus naranjitas secas y arrugadas!.

Pobre limonero de fruto amarillo
cual pomo pulido de pálida cera,
¡qué pena mirarte, mísero arbolillo
criado en mezquino tonel de madera!

De los claros bosques de la Andalucía,
¿quién os trajo a esta castellana tierra
que barren los vientos de la adusta sierra,
hijos de los campos de la tierra mía?

¡Gloria de los huertos, árbol limonero,
que enciendes los frutos de pálido oro,
y alumbras del negro cipresal austero
las quietas plegarias erguidas en coro;

y fresco naranjo del patio querido,
del campo risueño y el huerto soñado,
siempre en mi recuerdo maduro o florido
de frondas y aromas y frutos cargado!

Esta noche…

Etiquetas

…la ciudad parece muerta. No hay coches, ni humos desde las chimeneas, ni discusiones, ni siquiera silencios. Yo parezco ser el único ser vivo de esta ciudad que nunca calla. Y mientras bebo algo caliente pienso que bien podría ser una mujer en un cuadro de Hopper.

El poeta de hoy se llama Esteban Beltrán Verdes, y es un poeta español nacido en Madrid en 1961. Escribió su primer libro de poemas hace 30 años, y ahora, con la editorial Vaso Roto, ha escrito LA JODIDA INTENSIDAD DE VIVIR. En su trabajo diario es Director de Amnisty International de España, profesor de master en varios universidades.

Ayer comprendí también
que cada vez que nos vemos
trato de distraerte,
y busco,
con gestos y palabras,
recobrar lo que fuimos en la prehistoria de nosotros:
una caricia con deseo incorporado,
poemas que escribí cuando me parecías inhumana,
y también recreo un futuro inmediato,
alcanzable a pesar de todo,
a pesar de ti misma:
una próxima cita en tu casa,
o quizá mejor en mi terraza con vistas a la linea del horizonte.

Por la mañana todo parece tranquilo…

Etiquetas

…pero la guerra sigue ahí.

La poeta de hoy se llama Unica Zürn. Fue una poeta alemana nacida en 1916 en Berlin, y que falleció en Paris en 1970. Comenzó su carrera profesional como guionista cinematográfica. Después de la guerra se ganó la vida vendiendo sus poemas y relatos a diferentes publicaciones. Fue compañera del pintor Hans Bellmer, muy admirada por artistas como: Henri MIchaux, Andre Breton o Marchel Duchamp, tuvo muchos problemas mentales. Acabó suicidándose tirándose desde su ventana.

POEMA DE UNICA ZÜRN

I
Todo esto ya existió,
otros hablaron de ello.
Tú te acuestas con tu cuerpo
incendiado y fangoso,
esquivas el calambre
la mancha
los hilos encontrados,
mientras alguien muy cerca te engulle
cuida de ti
te cría
en el vacío,
mientras alguien dice a tu madre
cuál es tu verdadero nombre.
Lo que había ahí también era la vida,
otro de sus cantos remedados,
lo que había ahí en el ciclo del hierro
en la forja:
tu pulpa en manos del verdugo,
apenas un arco
entre lo material
y la hipótesis.
Qué sucedería si el deseo fuera cierto
y fecundo,
qué sucedería si tu boca fuera tragada por la suya,
se cerraría entonces
el colapso impar y roto del miedo
la extrañeza de quien ama solo
a los aparecidos.
II
sombra sombra sombra
placa entre placas
desnivel
de mi hueso en la tierra
chirrido de las aves
santidad del verbo y de la pústula
santidad de las lenguas que se esconden
en mi lengua
yo que he guiado mis pasos
hacia el eje
yo
la escogida
a quien han hablado los cristales y las hojas
yo
la gran ensimismada
la que surca la materia espiral de un pensamiento
la que unge los espejos de rasguños
la que vivió una vida más alta
y murió una muerte más pura

Unica Zürn- Alemania

La menta…

Etiquetas

…crece sin olor. Mutilada en parte de su esencia. Crece, sin la peculiaridad que le hacía diferente. Y la miro y no sé si salvarla o no.

La poeta de hoy es Nidia Gonzalez. Una escritora de Costa Rica. Es licenciada en artes plásticas, y es profesora en una Universidad de Costa Rica. Escribe hace mucho tiempo, y sus poemas han aparecido en algunas antologías.

CONTRAVÍA

Vengo por vos
detrás de la niebla
disecando palabras frente al eco que me las devuelve
Vengo contra vía
porque hacia atrás los pasos
no alcanzan la orilla
Vengo tropezándome conmigo
resistiendo los espejos
para que el eco vuelva
sin quedarse atrapado en el cerro
Vengo por vos
traigo todas mis orillas
ciudades imposibles
unos pies izquierdos
que aman
desde mi ombligo hasta
esta tierra verde-azul
de lluvia y niebla.

La luz…

Etiquetas

…incluso en los más lúgubres momentos. Sobre todo en las mañanas lluviosas y tristes.

El poeta de hoy se llama Hedoi Etxarte. Es un poeta vasco nacido en Iruñea-Pamplona en 1986. Estudió Traducción e Interpretación. Es escritor y violinista, y actualmente trabaja en una cooperativa cultural llamada Katakrak.Ha escrito, poesía, ensayo, comic y también ha realizado varias traducciones.

LA AUTOPSIA ES UNA LOCURA

(AUTOPSIA EROKERIA DA)

la frase es pez

y la palabra escama

sudando en charco

tus costillas

palpitan

en los pulmones

romper un libro entre dos:

doblar la alegría

en media sonrisa

acecho ciego

la frase es pez

y la palabra escama

sudando en charco

el cuchillo no está limpio

al sacarlo del ojo de kathy,

no está claro si le causó impresión

a la tormenta han llamado tempestad

y los ciudadanos se han quedado bajo los tejados,

el florero sabe que se trata sólo de un chaparrón

y se dirige a mojar los calcetines en los charcos

el martín pescador es el pájaro que más bebe

tomar distancia frente a las situaciones

permite analizar mejor las situaciones,

distancia significa muerte,

al analizar lo muerto estamos más cerca de la verdad

y cristo en la cruz (al convertirse en gurú)

es antítesis del abrazo

resumen y

síntesis

dospuntos

autopsia

al marcharte hemos salado el paraíso marítimo

a la tormenta han llamado tempestad

y los ciudadanos se han quedado bajo los tejados,

el florero sabe que se trata sólo de un chaparrón

y se dirige a mojar los calcetines en los charcos

acecho ciego

romper un libro entre dos:

doblar la alegría

en media sonrisa

la frase es pez

y la palabra escama

sudando en charco

© Hedoi Etxarte
© Traducción: Hedoi Etxarte / Aitor Etxarte

EL ORIGINAL

AUTOPSIA EROKERIA DA

esaldia arraina da

eta hitza ezkata

putzuan izerditan

zure saihetsak

taupa-taupa

biriketan

biren artean liburua haustea:

irribarre erdian

poztasuna bikoiztea

zelata itsua

esaldia arraina da

eta hitza ezkata

putzuan izerditan

ez dago garbi labana

kathyren begitik ateratzean,

ez dago garbi zirrara egin ote zion

ekaitzari haizerauntsia deitu

eta teilatupean gelditu dira hiritarrak,

lorontziak badaki zaparrada dela soilik

eta potxingoetan galtzerdiak bustitzera doa

martin-arrantzalea da ur gehien edaten duen txoria

egoeren aurrean distantzia hartzeak

egoerak beraiek hobe aztertzea ahalbidetzen du,

distantziak heriotza esan nahi du oro har,

egiatik gertuago gaude hil den hori aztertzean

eta kristo gurutzean (gurú egitean)

besarkadaren antitesi ariketa da

laburpena eta

sintesia

bipuntu

autopsia

joatean itsas paradisua gazitu dugu

ekaitzari haizerauntsia deitu

eta teilatupean gelditu dira hiritarrak,

lorontziak badaki zaparrada dela soilik

eta potxingoetan galtzerdiak bustitzera doa

zelata itsua

biren artean liburua haustea:

irribarre erdian

poztasuna bikoiztea

esaldia arraina da

eta hitza ezkata

putzuan izerditan

La incertidumbre…

Etiquetas

…de lo que creemos conocer.

La poeta de hoy se lama Inmaculada Mengibar. Es una poeta española nacida en Córdoba en 1962. Estudió filología hispánica, y tiene 3 libros publicados. Tiene varios premios.

AFECTOS ESPECIALES

Como algo inevitable que se va posponiendo
y acaba por llegar,

me agarro de tu nuca
para no despeñarme
en el abismo
de mi propio deseo,

pero tu cuerpo es también un precipicio,
y tu boca un abismo de beso último y triste.

¿Y ahora
Qué va a ser de nosotros?

Ha florecido el mandarino y el limonero…

Etiquetas

…esas flores blancas contrastan con el gris oscuro del cielo. Hoy la terraza podría ser un cuadro de Braque

La poeta de hoy se llama Mascha Kaléko. Una poeta nacida en Chrzanów, cuando nació Austria hoy Polonia, en 1907. Fue una conocida poeta en alemán. Conoció el exilio en muchas ocasiones. Estudió en la Universidad psicología y filosofía. Sus poemas fueron convertidos, en alunas ocasiones, en canciones por la cabaretista Hanne Wieder ó Rainer Bielfeldt. Por cierto, canciones que todavía hoy se cantan.

LA PEQUEÑA DIFERENCIA

Un inmigrante alemán
hablaba con Mister Goodwill:
“Cierto, da igual,
dije ahora land en vez de país,
dije patria en vez de homeland
y poem en vez de poema.
Es cierto estoy muy happy:
Pero feliz no soy.”

Traducción de Geraldine Gutiérrez-Wienken
extraídos de EL NACIONAL

DER KLEINE UNTERSCHIED

Es sprach zum Mister Goodwill
ein deutscher Emigrant:
»Gewiß, es bleibt dasselbe,
sag ich nun land statt Land,
sag ich für Heimat homeland
und poem für Gedicht.
Gewiss, ich bin sehr happy:
Doch glücklich bin ich nicht.«

Han vuelto los pájaros…

Etiquetas

…en esta mañana que augura calor, cantan. Todavía no ha amanecido y parecen querer despertar a una ciudad que va desperezándose. Ellos cantan. Y entre canto y canto se van encendiendo las luces de la escuela de enfrente.

La poeta de hoy se llama Yrsa Daley-Ward. Nació en Lancashire, Inglaterra. Tiene ascendencia india y africana. Ha trabajado como modelo, pero el éxito (o algo parecido) le llegó con el poemario BONE. Utilizó Instagram para difundir sus versos. Unos poemas que hablaban de mujeres marginadas, de abusos sexuales, de trabajo sexual para sobrevivir.

quién estaba haciendo qué y dónde

Ella estaba en la cocina. No estaba llorando.

Como decía, no estaba llorando.

Él estaba en el corredor

ya se había ido,

como el resto de ellos.

Nosotros estábamos en la sala de estar. No

prestábamos atención. No prestábamos atención, ciertamente.

Quizá sí la prestábamos. Quizá sí prestamos atención

(un poco).

Quizá ella sí estaba llorando un poquito, también.

EL ORIGINAL

who was doing what and where

She was in the kitchen. Not crying.

Not crying, I said.

He was in the hallway

already gone,

like the rest of them.

We were in the living room. Not

caring. Not caring, mind you.

Perhaps we did. Perhaps we cared

(a bit).

Perhaps she did a bit of a crying too.

Cuadrilla de perdedores…

Etiquetas

…aunque lo intentemos disimular, eso es lo que somos.

El poeta de hoy se llama Fabián Coto. UN poeta de Costa Rica nacido en 1981. Dice que creció en una típica familia donde siempre hubo buenos postres. Tiene un blog y trata de dedicarse a escribir.

UN RE-ENCUENTRO CON UNA EX-NOVIA EX-PUNK

Vos dijiste que querías únicamente un hombre que te
hiciera reír y que te hiciera el amor y que te hiciera feliz
y que te hiciera un avión de papel con las miradas de
los hijos que nuca tendrías. Yo era poco menos que ese hombre.
Pero vos no eras la misma chica punk
de hace 10 años ni yo aquel sujeto que bostezaba
en los palcos del teatro. Vos ya no tenías las uñas libres de prejuicios y yo
ya no creía en esos milagros tan hábilmente dispuestos en los supermercados.
Vos ahora conducías y yo empezaba a creer en el calentamiento global.
Pasó un autobús y nos dejó una tristeza de hollín.
Afortunadamente ambos fumábamos aún. Vos dijiste que París era tan solo
un sitio sucio con palomas. Yo agregué: y también con patios oscuros.
Dijiste que en Irlanda hay cementerios para galgos (disfrazados de líneas ferroviarias, sin más) y yo te conté que también hay cementerios para balas perdidas. Me contaste un mal chiste.
Pasó la misma señora a quien una vez obsequiamos un gato que parecía un punto y coma. Estaba más envejecida y su voz no le quería salir de la garganta. Su voz parecía un animal tímido. A lo mejor un gato.
En alguna habitación alguien trataba de descascarar el mundo a fuerza de palabras y la emancipación de la mujer era un tema aburrido para salpicarlo con boronas de pan
y gotitas de café. Preferí hablar de los abejones de mayo y de la memoria.
Pero vos ya no creías ni en recuerdos ni en equidad de género. Mucho menos en las implicaciones de la lluvia.
Hablamos del mantel y vos dijiste que las cuadrículas eran prisiones para números. Yo dije que apenas eran la copa de un árbol metafísico.
A vos ya no te enloquecía el color y yo había dejado de bruñir ataúdes de adjetivos. Ya no te gustaban las pompas de jabón ni a mí las fúnebres. Ahora rezabas para poder dormir aunque, según dijiste, los ángeles que todavía hay en tu almohada siguen con fiebre. A mí me daba frío el infinito. A vos te daba igual la nada o el Circo de los Hermanos Oblomov.
La política cada día era más gorda y no cabía entre nosotros. Por eso no opinabas de la economía. Saqué un cigarrillo y vos pensaste en la suerte de las distopías. Ambos bostezamos.
Dijiste nuevamente que querías un hombre que te
hiciera reír y que te hiciera el amor y que te hiciera feliz
y que te hiciera un avión de papel con las miradas de
los hijos que nuca tendrías.
Yo dije que aún te amaba. Reíste. Reí.
Solicitaste la cuenta y no dejaste propina.
…aunque lo intentemos disimular, eso es lo que somos.

El poeta de hoy se llama Fabián Coto. UN poeta de Costa Rica nacido en 1981. Dice que creció en una típica familia donde siempre hubo buenos postres. Tiene un blog y trata de dedicarse a escribir.

UN RE-ENCUENTRO CON UNA EX-NOVIA EX-PUNK

Vos dijiste que querías únicamente un hombre que te
hiciera reír y que te hiciera el amor y que te hiciera feliz
y que te hiciera un avión de papel con las miradas de
los hijos que nuca tendrías. Yo era poco menos que ese hombre.
Pero vos no eras la misma chica punk
de hace 10 años ni yo aquel sujeto que bostezaba
en los palcos del teatro. Vos ya no tenías las uñas libres de prejuicios y yo
ya no creía en esos milagros tan hábilmente dispuestos en los supermercados.
Vos ahora conducías y yo empezaba a creer en el calentamiento global.
Pasó un autobús y nos dejó una tristeza de hollín.
Afortunadamente ambos fumábamos aún. Vos dijiste que París era tan solo
un sitio sucio con palomas. Yo agregué: y también con patios oscuros.
Dijiste que en Irlanda hay cementerios para galgos (disfrazados de líneas ferroviarias, sin más) y yo te conté que también hay cementerios para balas perdidas. Me contaste un mal chiste.
Pasó la misma señora a quien una vez obsequiamos un gato que parecía un punto y coma. Estaba más envejecida y su voz no le quería salir de la garganta. Su voz parecía un animal tímido. A lo mejor un gato.
En alguna habitación alguien trataba de descascarar el mundo a fuerza de palabras y la emancipación de la mujer era un tema aburrido para salpicarlo con boronas de pan
y gotitas de café. Preferí hablar de los abejones de mayo y de la memoria.
Pero vos ya no creías ni en recuerdos ni en equidad de género. Mucho menos en las implicaciones de la lluvia.
Hablamos del mantel y vos dijiste que las cuadrículas eran prisiones para números. Yo dije que apenas eran la copa de un árbol metafísico.
A vos ya no te enloquecía el color y yo había dejado de bruñir ataúdes de adjetivos. Ya no te gustaban las pompas de jabón ni a mí las fúnebres. Ahora rezabas para poder dormir aunque, según dijiste, los ángeles que todavía hay en tu almohada siguen con fiebre. A mí me daba frío el infinito. A vos te daba igual la nada o el Circo de los Hermanos Oblomov.
La política cada día era más gorda y no cabía entre nosotros. Por eso no opinabas de la economía. Saqué un cigarrillo y vos pensaste en la suerte de las distopías. Ambos bostezamos.
Dijiste nuevamente que querías un hombre que te
hiciera reír y que te hiciera el amor y que te hiciera feliz
y que te hiciera un avión de papel con las miradas de
los hijos que nuca tendrías.
Yo dije que aún te amaba. Reíste. Reí.
Solicitaste la cuenta y no dejaste propina.
Juré que para nuestro próximo re-encuentro ya sabría
cómo hacer aviones de papel con las miradas de
esos hijos que siempre quise hacerte.
Ese día escuché The Clash y tuve ganas de llorar.